Harry Potter y el príncipe mestizo

21 enero 2020




He tardado más de lo previsto en continuar con la relectura de Harry Potter, siempre me los reservo para Navidad y en cuanto acabo el libro en cuestión veo la peli, creo que le estoy sacando todavía más jugo a la saga de esta forma. Lo peor de este libro - no es culpa suya - es que según iba acabando de leerlo, me iba haciendo consciente de que solo me quedaba el séptimo por leer (Dejando aparte el octavo, que aún no he leído, pero que entiendo que forma parte de otra rama). Me encantaría que la autora escribiese otra saga ambientada en este mundo mágico, pueden salir grandes historias, incluso volver a Hogwarts unos años más :)

Al acabar el libro, recordé que este era uno de los libros de la saga que menos me había gustado, aún así me gusta mucho. Quizá hay partes demasiado repetitivas, como pueden ser algunas discusiones o temas que para mi parecían muy claros, lo que hace que en ocasiones los personajes me parezcan excesivamente ingenuos.

Por lo demás, volver a Hogwarts vuelve a ser un bálsamo y más cuando El Señor Oscuro y sus mortifagos vuelven a causar el terror, asesinar, secuestrar,... Hogwarts se convierte en un paraíso de seguridad y protección, donde los más jóvenes pueden seguir aprendiendo a gestionar su magia lo mejor posible, todavía más importante en los tiempos oscuros que ya tienen encima.



Harry sospecha de Malfoy, quien parece estar trabajando para Voldemort, y por mucho que lo siga sigilosamente, le observe y analice, no encuentra cuales son sus planes.

Por otro lado, Dumbledore comienza a dar unas clases particulares a Harry en las que recorren el pasado de Voldemort, todas estas escenas me han parecido tremendamente interesantes, por conocer como es el personaje más malvado y cruel del mundo mágico, como por saber como poco a poco va llegando a tener ese poder. Está muy bien explicado, y tiene muchas sorpresas y giros que serán importantes para el siguiente libro.

Probablemente este junto con el séptimo libro son los más dolorosos, hay ciertas partes que me costaron volver a leer, me volvieron a provocar un nudo en la garganta. Eso sí, J. K. Rowling sabe como narrar este tipo de escenas con la mayor delicadeza pero también con reflexiones sobre la vida y la muerte que son para enmarcar.

A los que no os habéis animado todavía a entrar al mundo de Hogwarts, os lo recomiendo, que no os pare no haberlo disfrutado cuando eráis peques, es una joya de saga.


En la isla, de Tracey Garvis Graves

07 enero 2020



En la isla promete ser un romance diferente, hay dos aspectos que lo convierten en una historia original. Por un lado, la diferencia de edad entre los protagonistas y que sobre todo sea el personaje femenino quien tiene 14 años más que el masculino, y que por otro lado ambos se ven atrapados en una solitaria isla.

Anna se convertirá en la tutora de TJ que aún tiene 16 años, se suben a un avión con un destino paradisíaco donde deben encontrarse con los padres de TJ, pero nunca llegarán a su destino. Un accidente que acaba con el piloto, hace que ambas queden varados en una isla donde los peligros están a la vuelta de la esquina.

La historia es interesante sobre todo por conocer como ambos se las arreglarán en un entorno tan hostil, pero tiene altibajos, y este es el primer problema que me encontré al leer En la isla, a ratos sentí tensión ante los sucesos a los que debían hacer frente, pero también hubo momentos demasiado pausados. y eso que que ese tipo de escenas en general suelen gustarme, sobre todo si se acompañan de reflexiones interesantes. Por otro lado, no terminé de sentir demasiadas emociones con la lectura, quizá la narración es excesivamente fría, porque a pesar de todos los problemas de TJ y Anna y que en algunos momentos sintiese tensión, muchas otras veces me sentí bastante plana.

No es un mal libro, pero a mi no me ha llegado en exceso, y ha terminado por ser una lectura neutra que podría haber sido interesantísima.

Y vendrá la oscuridad, de Katy Rose Pool

09 diciembre 2019




Disfruto especialmente de las historias de fantasía, todavía más si son como Y vendrá la oscuridad, una historia coral, que nos va trasladando de un personaje a otro en breves capítulos, lo que hace que sea una historia veloz que aún así guarda muy buen equilibrio entre esa velocidad y conocer bien a los personajes a los que acompañamos en esta aventura.

Es curioso como he disfrutado con todos los personajes, estaba deseando poder continuar la aventura y el drama de cada uno de ellos. Todas las historias que se cuentan son bastante oscuras, el libro hace gala de su nombre. Los personajes tienen muchos claroscuros, mostrando bastante complejidad en cuanto a valores y moral, lo que hace que leer este libro tenga un interés añadido.

Estamos ante un mundo en el que algunas personas desarrollan lo que se llaman "gracias", poderes que a unos les dan visiones sobre el futuro, a otros habilidades de asesinato, fuerza o mayor vitalidad,... Pero también hay quienes temen a los tocados por la gracia, el caos y la guerra ha estallado por ello, en ocasiones algunas personas con gracias son asesinadas solo por tener ese poder.

Al ser un primer libro de una saga nos está situando en el mundo que deberemos conocer para entender a cada personaje y sus motivaciones, pero también hay mucha acción e intriga. Lo más importante desde mi punto de vista, son las relaciones entre personajes, las hay buenas, malas,... pero todas muy interesantes.

Entre todo el caos de la guerra y la animadversión hacia las personas con gracia, aparece el último profeta, que forma parte de una profecía hecha hace largo tiempo, y quien deberá detener a la oscuridad que acecha al mundo.

Un comienzo tremendamente interesante, una saga a la que seguir la pista muy de cerca, que se centra en los matices de los personajes y sus relaciones.


Ofrenda a la tormenta, de Dolores Redondo

13 noviembre 2019




Cuando una saga acaba, los lectores tendemos al miedo ¿Y si no acaba bien? ¿Y si me decepciona? Son generalmente varios años siguiendo a unos personajes, una historia y una forma de narrar que queremos ver que acabe de una manera redondita. Un final puede hacer que recordemos un libro para siempre o lo lancemos al cajón de decepciones, aunque solo sea eso lo que falle.

Hoy vengo a contaros que me ha parecido el final de la trilogía del Baztán, Ofrenda a la tormenta, me ha gustado. Pero también me han decepcionado algunas cosas, cuestión de expectativas imagino.

Toda la trama comienza con las muertes súbitas de bebés que no terminan de encajar, fallecimientos en los que hay comportamientos previos por parte de los padres que llenan a Amaia de sospechas y dudas. Además de esta investigación Salazar sigue llevando el peso de su madre a espaldas, sigue teniendo miedo a toda esa infancia destrozada y a que la maldad vuelva a aparecer en su vida.

La narración cumple perfectamente, tanto como los anteriores, es emocionante y tensa. La ambientación no puedo disfrutarla más, ya que me parece un entorno perfecto además de lo maravilloso que es conocer la interesante mitología de la zona. Os recomiendo, si no lo conocéis hacer un viaje al Baztán, es uno de los lugares que más he disfrutado por lo espectacular del entorno y la amabilidad de las personas.

Me ha gustado especialmente como todos los libros terminan conectándose en este, las explicaciones, como Amaia va desarrollando hipótesis,...

Hay una parte del libro que no me ha convencido nada, no puedo comentarlo porque sería un spoiler enorme, es algo que me pareció cogido con pinzas y que además quedaba muy de peli de domingos por la tarde, esto ha sido lo que para mi ha desmerecido bastante el final. Sin duda alguna, lo habría disfrutado más si no se hubiese sacado ciertos sucesos de la manga, que para mi no tienen mucho sentido, aún así os aseguro que merece la pena leerlo y darle el broche final a la trilogía. 

Para mi no va al cajón de decepciones, pero tampoco ha logrado pasar a mi lista de sagas favoritas, permanecerá en ese punto medio porque he disfrutado bastante con la historia, no me arrepiento de haberla leído :)