Opinión - Herido, de Tabitha Suzuma.

14 enero 2019

Herido

288 páginas/Oz Editorial/ Drama juvenil
Tabitha Suzuma



¡Hola a todos!

Con el permiso de Kala, me cuelo nuevamente en este maravilloso mundo virtual para traeros la reseña de un libro que, siendo de la autora que es, viene para partirnos el alma, pero no de una manera romántica y emocionante, no... 

Suzuma es de esas escritoras que llegan a tu corazón a base de  historias duras que te desgarran y te remueven el alma, para después arrancarte ese mismo corazón y aplastarlo contra el suelo con finales tremendamente dolorosos, aunque teñidos con débiles briznas de esperanza. Vamos, que para mí Suzuma es sinónimo de: vete buscando los clínex y un cojín muy cómodo y suave, porque vas a llorar hasta reventar.

En el caso de Herido, nos encontramos con la historia de Mathéo, un joven de diecisiete años que parece tenerlo todo en la vida. Es guapo, inteligente, tiene una familia perfecta y que nada en dinero y, además, es campeón olímpico de salto de trampolín. Y por si eso fuera poco, tiene a su lado a su novia, la maravillosa Lola, una joven pizpireta y encantadora que parece más que dispuesta a acompañarle al fin del mundo si fuera preciso. Sin embargo, todo se tuerce tras una de sus competiciones, en un fin de semana que le arruinará la vida y les condenará tanto a él como a su querida Lola. 

Lo primero que he de decir de este libro es que, si bien la carga emocional y psicológica de los personajes está magistralmente llevada, también es cierto que la narración se extiende demasiado en algunos puntos. Me parecía que a lo largo de la novela se repetían algunos momentos y fases, haciendo de la narración algo pesado en ocasiones; hasta me parecía que había partes que estaban más por poner relleno que por enriquecer la trama. Y el hecho de que haya más descripciones que diálogos (bastante más) no hace otra cosa que enlentecer la lectura. Personalmente, disfruto más de un libro cuando la carga entre diálogo y descripción está más equilibrada (pero para gustos, los colores).

Aun así, el libro me ha gustado y, como ya me pasó con el anterior libro que leí de esta autora -Prohibido-, el final me ha destrozado de forma brutal. Y aunque no me he echado a llorar por las esquinas como con Prohibido -true story-, sí puedo decir que ese desenlace tan bestial y traumático aún me sigue dando vueltas a la cabeza. 

Los personajes están muy bien definidos, tanto los principales como los secundarios. En el caso de estos últimos, cabe destacar el papel de la familia de Mathéo, que de cara a la galería es perfecta, pero que en privado es un absoluto desastre: un padre banquero con muy poco tiempo libre para la familia, una madre distante, demasiado ocupada en su mundo de galas y banquetes, y dos hijos carentes del aprecio paterno que son criados por niñeras demasiado agobiadas por la figura materna. Un retrato soberbio de una familia completamente desestructurada. 

El miedo y el horror de Mathéo es tangible a lo largo de toda la novela, y el misterio en torno lo que ha sufrido, que él mismo se encarga de ocultarnos hasta el final, hizo que me comiera las uñas con cada página, preguntándome qué había pasado o qué había hecho él para que todo en su vida perfecta hubiera dado un vuelco tan desconcertante, cosa que el lector no conocerá hasta el final. 

En resumen, a pesar de que este libro no haya llegado a superar el anterior de su autora, y de algún que otro exceso de narración también, Herido vuelve a demostrar la brillantez de Suzuma como reina del drama juvenil, destrozándonos nuevamente con una historia desgarradora y traumática.

2 comentarios :

  1. ¡Hola!
    Pues no lo he leído y por ahora creo que lo descarto. Gracias por la reseña.
    Por cierto, te sigo desde hace tiempo, mi anterior blog era Prácticamente Magia pero ahora lo tengo cambiado, por si te pasas y no me reconoces :P
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! ^^
    Creo que las historias que escribe esta autora son de las que te lo hacen pasar un poquito mal, pero a mí me encanta el drama, así que no hay problema, jeje. Parece un buen libro, así que me lo apunto.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! Este blog se alimenta gracias a vuestra participación.
Por favor no hagas SPAM (no enlaces en los comentarios), si quieres que visite tu blog envíame un e-mail.