Opinión - La niña de nieve, de Eowyn Ivey

14 febrero 2017


La niña de nieve

Eowyn Ivey | Grijalbo
394 páginas | Narrativa - Drama con un toque de fantasía
★★★

En los silenciosos bosques nevados de Alaska, la aparición de una niña misteriosa y salvaje cambiará la vida de una pareja que se había refugiado en ese paraje blanco huyendo de la tristeza y la monotonía de la ciudad.
Una historia conmovedora sobre el amor, la ilusión, las segundas oportunidades y la capacidad de creer, ambientada en las hermosas y agrestes montañas de un país tan bello como duro, tan desafiante como inspirador.


Lo primero que quiero remarcar es lo maravillosa que es la narración de Eowyn Ivey, pausada, calmada pero flexible, sabe cuando necesitamos la calidez de una chimenea y cuando es necesario que nos traslademos a las frías montañas de Alaska. La autora consigue arrastrarnos por los diferentes escenarios, para congelarnos o hacernos entrar en calor, disfrutar de comidas caseras entre amigos, o sufrir ante la soledad delante de una taza de té.

La niña de nieve es un libro pausado, no se me hizo aburrido que es el miedo que suelo tener con este tipo de libros. Me resulto un ritmo agradable y necesario para el tipo de historia.

Una pareja con sus sueños y planes de futuro hechos añicos, buscan su hueco en la dura Alaska. Pronto descubren que llevar allí una granja no será fácil, la distancia entre ellos es enorme, y el malestar individual de los personajes es palpable. Por suerte, con ellos viviremos el reencuentro de esos corazones que llevan demasiado tiempo ignorando al otro, su vuelta a la ilusión, a tener objetivos, y a que los ojos brillen.

No puedo decir que sea una historia ni triste ni alegre, Simplemente tiene sus momentos, ratos de sufrimiento y de un dolor inhumano que provocan un nudo en la garganta, ratos de disfrutar de comidas rodeados de personas maravillosas y de reencontrarse con los sueños.

Y esa pareja a la que poco a poco vamos conociendo, con sus aciertos y sus errores, vuelven a creer en la magia cuando después de hacer un muñeco de nieve aparece una niña cerca de sus tierras. ¿Una niña de nieve? ¿O algo más terrenal?

He disfrutado mucho con esta historia que cuenta con unos personajes estupendos que serán difíciles de olvidar y que deja con las emociones a flor de piel, porque está historia sin duda hace sentir.

Os lo recomiendo para cuando no tengáis prisa y tengáis tiempo para saborear un libro agridulce con un toque más tirando a positivo.

5 comentarios :

  1. Pues me has tentado mucho con este libro. Me lo anoto.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  2. No suelo leer mucho este tipo de historias, por lo mismo que tú, porque tengo miedo de que me resulten pesadas o aburridas, pero parece que esta no es nada de eso, y tiene pinta de gustarme, así que me la llevo apuntada *-*
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Los libris con un ritmo lento pueden ser una delicia o el peor martirio jajaja Creo que depende de muchas casas, como la habilidad del autor en sí misma como del momento en el que se lee, que puede cambiar por completo la percepción del lector. Suena interesante peri ahora mismo no estoy oara estos ritmos, crel que mi crítica no le haría justicia.

    Un besito ♡

    ResponderEliminar
  4. Pues no sé si me gustará, porque los libros de narración lenta me suelen costar un poco, pero después de la reseña que le has hecho me parece que le daré una oportunidad. No tiene mala pinta :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. He leído reseñas muy positivas de este libro, así que creo que le daré una portunidad. Que no estén seguros si la aparición de la niña es magia o no me parece muy interesante. No todas las historias se pueden contar igual, así que el que tenga un ritmo pausado no es ningún problema para mi.
    Me quedo por aquí, así que nos estamos leyendo.
    Saludos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! Este blog se alimenta gracias a vuestra participación.
Por favor no hagas SPAM (no enlaces en los comentarios), si quieres que visite tu blog envíame un e-mail.