Reseña - El océano al final del camino, de Neil Gaiman

16 diciembre 2015


El océano al final del camino

Neil Gaiman | Roca editorial
236 páginas | Fantasía

Hace cuarenta años, cuando nuestro narrador contaba apenas siete, el hombre que alquilaba la habitación sobrante en la casa familiar se suicidó dentro del coche de su padre, un acontecimiento que provocó que antiguos poderes dormidos cobraran vida y que criaturas de más allá de este mundo se liberaran. El horror, la amenaza, se congregan a partir de entonces para destruir a la familia del protagonista.Su única defensa la constituirán las tres mujeres que viven en la granja desvencijada al final del camino. La más joven de ellas, Lettie, afirma que el estanque es, en realidad, un océano. La mayor dice que recuerda el Big Bang.

Hace poco os hablé de Stardust, de Neil Gaiman, fue un libro que me entretuvo y que tiene muchos puntos originales pero que en parte me decepcionó, a pesar de esto quería probar más libros del autor y comprobar si podrían gustarme otras de sus historias, es por eso que me decidí a leer El océano al final del camino.

La pluma de Gaiman en esta ocasión vuelve a realizar una mezcla de mundo real con acontecimientos fantásticos y mágicos que no ocurren en la realidad, este tipo de cosas suelen gustarme mucho porque da la sensación de que esa magia está más cerca de lo que pensamos.

No he leído Coraline, pero si he visto la película y me recordaba mucho a este libro, no penséis que son simples repeticiones, cada una tiene su originalidad y su propia historia bastante diferentes, pero con el ese estilo similar del autor. Tiene ese punto a veces terrorífico y angustioso porque es difícil escapar de la situación en la que el protagonista se encuentra.

Pero también hay esperanza, lo que me transmitió la historia es que por muy difíciles que sean las cosas siempre hay algo que te ayudará a salir a flote, y además por el camino habrás aprendido un montón de cosas. No importa lo injusto o inexplicable que sea el problema, todos tenemos complicaciones pero siempre hay personas ahí dispuestas a abrazarnos en su calidez. Y eso es lo que nuestro pequeño protagonista encuentra en la familia Hempstock, una ayuda incondicional para luchar contra la poderosa oscuridad que quiere acabar con su familia.

A pesar de las cosas positivas de este título, no ha terminado de llegar a las cuatro estrellas, he sentido que le faltaba algo para considerarlo un libro realmente especial. Aún así me parece una historia recomendable, me ha gustado más que Stardust.

¿Sois aficionados a la pluma de Neil Gaiman? ¿Cuál es vuestro favorito?

Reseña - Calles de Edimburgo, de Samantha Young

14 diciembre 2015


Calles de Edimburgo

On Dublin Street #1.5
Samantha Young | Ediciones B
110 páginas | Romance contemporáneo
★★★★


Ellie Carmichael llevaba años enamorada de Adam Sutherland, el mejor amigo de su hermano Braden. Sin embargo, por la forma en que la trata está claro que, para Adam, Ellie es como una hermana pequeña.
Con el tiempo, el enamoramiento juvenil de Ellie se ha transformado en un amor más maduro, aunque ella no se decide a tomar la iniciativa. Como si esto fuera poco, la actitud de Adam hacia ella ha ido cambiando. Es evidente que siente afecto hacia Ellie y que esta le atrae sexualmente, pero su lealtad hacia Braden y su temor a echar a perder la única relación familiar que ha tenido en su vida le impiden acercarse a ella de la forma en que le gustaría.Y entonces, una noche, ocurre algo que pondrá a prueba los sentimientos de ambos. Pronto el amor, el deseo, el temor y los celos se combinarán para cambiar la relación entre ambos para siempre. Y Adam descubrirá, de forma insospechada, que la vida es demasiado corta para dejar pasar al amor de tu vida.


Después de leer Calle Dublín, esperaba un libro sobre Ellie - hermana del protagonista del anterior libro - y Adam, lo que se veía en Calle Dublín te deja con ganas de saber más, y es que ésta es una pareja con carisma y con gancho. Creo que es un acierto que la autora haya escrito sobre ellos, aunque haya sido breve, ya que conocemos gran parte de la historia ya.

Calles de Edimburgo, sigue teniendo la esencia de Samantha Young, romances frescos, con sentido del humor, pasión y mucho amor. Ellie da permiso a Adam para que éste lea su antiguo diario, de esta manera conocemos a Ellie de adolescente, los problemas típicos, su enamoramiento de Adam.

Conocemos parte de la historia de Calle Dublín desde el punto de vista de ambos, pero también como os comentaba cosas que no conocíamos.

La historia de Ellie y Adam es intensa, y con algunas partes bastante sorprendentes. Es un romance complejo por ser Adam el mejor amigo del hermano de Ellie, y también de la propia Ellie. No quieren estropear nada, ni hacerse daño aunque inevitablemente lo hagan.

Calles de Edimburgo es muy recomendable si os gustó la manera de escribir de Samantha Young, si os gustó el tipo de romance y si aún tenéis ganas de saber como fue exactamente la historia de Ellie y Adam.

Reseña - Después de la lluvia, de Mar Carrión

07 diciembre 2015


Después de la lluvia

Mar Carrión | Versátil
304 páginas | Romance contemporáneo
★★★★

Cuando Amy Dawson, una reconocida autora de novela romántica, viaja a las afueras de Baltimore para documentarse sobre una de sus novelas, jamás podría imaginar que un atípico accidente y una tormenta de nieve iban a cambiar el resto de su vida.La aparición de Zack Parker, un neurocirujano que está pasando unos días en su cabaña del lago, la salvará de una muerte segura. Zack es un completo desconocido, bastante distante y poco conversador, que después de rescatarla y darle cobijo, resulta ser la persona que hará que el mundo de Amy se desmorone como un castillo de naipes.Varios meses después, el destino vuelve a interceder para que los caminos de Amy y Zack se crucen. La abuela de Zack conecta sus vidas a través de una herencia porque está convencida de que están hechos el uno para el otro, pero sus caracteres son tan dispares y sus planes tan diferentes que nada hace presagiar que la anciana estuviera en lo cierto.¿O sí lo estaba? La dulzura de Amy es un arma letal que podría destruir el hielo que recubre el corazón de Zack para llegar a sus más oscuros secretos.Bajo el marco lluvioso de la ciudad de Baltimore, en cada uno de sus encuentros, la lluvia parece venir cargada de emociones y mensajes esperanzadores imposibles de ignorar. 


Después de la lluvia ha sido una grata sorpresa dentro de mis lecturas románticas. Entre sus páginas he disfrutado de un romance pausado e intenso. Con personajes profundos e historias más complejas, que guardan algún secreto del pasado.

Estamos ante un romance que empieza de una manera muy original, y que me dejó bastante sorprendida y con ganas de saber más sobre los personajes tan humanos y cercanos que ha creado Mar Carrión.

Como os decía es un romance pausado y calmado, no hay amores instantáneos. Esta es una de las cosas que más calan de esta novela, la poca prisa por narrar, la calma con la que se van sucediendo los acontecimientos y con la que las emociones van siendo más intensas.

Zack está de descanso en su cabaña, ha buscado alejarse de todo para pensar en el último giro que ha dado su vida, cuando se encuentra a Amy a punto de ahogarse. La salva y desde ese momento sus vidas quedan atadas, ya que están más relacionados de lo que ellos mismos sabían.

Tiempo después se reencuentran en la residencia de ancianos donde cada uno visita a su abuela, es en esta parte del libro en la que conocemos a Eloisa la abuela de Amy, una joya de personaje fuerte y tierno. También es cuando Amy y Zack empiezan a conocerse mejor, como ya os he dicho a fuego lento.

Ambos personajes tienen un pasado doloroso, Amy acaba de terminar una relación en la que lo había puesto todo, así que está aprendiendo a volver a estar sin él. Zack también ha terminado una relación fallida, pero además su pasado esconde algunos secretos que le hacen ser bastante cínico.

Después de la lluvia es una historia sobre segundas oportunidades, relaciones fallidas, traiciones, ternura, amor y pasión. 


Reseña - Una madre, de Alejandro Palomas

02 diciembre 2015


Una madre

Alejandro Palomas | Siruela
248 páginas | Ficción 

El retrato de una ciudad acogedora y esquiva a partes iguales, de una familia unida por los frágiles lazos de la necesidad y del amor y la mirada única de una mujer maravillosa en un momento extraordinario.Faltan unas horas para la medianoche. Por fin, después de varias tentativas, Amalia ha logrado a sus 65 años ver cumplido su sueño: reunir a toda la familia para cenar en Nochevieja. Una madre cuenta la historia de cómo Amalia entreteje con su humor y su entrega particular una red de hilos invisibles con la que une y protege a los suyos, zurciendo los silencios de unos y encauzando el futuro de los otros. Sabe que va a ser una noche intensa, llena de secretos y mentiras, de mucha risa y de confesiones largo tiempo contenidas que por fin estallan para descubrir lo que queda por vivir. Sabe que es el momento de actuar y no está dispuesta a que nada la aparte de su cometido.Un cartel luminoso que emite mensajes desde una azotea junto al puerto, una silla en la que desde hace años jamás se sienta nadie, una Barcelona de cielos añiles que conspira para que vuelva una luz que parecía apagada, unos ojos como bosques alemanes y una libreta que aclara los porqués de una vida entera… Una madre no es solo el retrato de una mujer valiente y entrañable, y de los miembros de su familia que dependen de ella y de su peculiar energía para afrontar sus vidas, sino también un atisbo de lo que la condición humana es capaz de demostrarse y mostrar cuando ahonda en su mejor versión.

"Una madre", es de esos libros que no sé de que van exactamente, que leo reseñas que lo alaban y que dicen que es un libro imprescindible, que te cuentan que hay una historia y unos personajes entrañables a los que puedes conocer.

Alejándome de los thrillers tan emocionantes que he leído y reseñado últimamente en el blog, hoy os hablo de "Una madre", de un libro que no habla de terribles asesinatos, ni de magia, ni de ciencia ficción. Os hablo de un libro de personas, de gente normal con sus vidas, ¿es esto quizá por lo que este libro nos ha enamorado a tantos lectores?.

Estamos ante un libro breve, que no necesita más, que nos presenta a una familia a punto de celebrar su cena de Nochevieja, de comerse las uvas, de hacer cosas normales. Pero cada miembro de la familia lleva su carga, su dolor, sus recuerdos, sus traumas, sus necesidades, sus debilidades, fortalezas... De eso va este libro.

Alejandro Palomas nos presenta a cada miembro de la familia, poco a poco, nos da tiempo a aceptar cada conocimiento, cada descubrimiento con pausa y calma. Algunos de los miembros de la familia, se han roto por el camino de la vida, y la madre intenta recomponer los trozos con el mayor cariño y ternura que una madre sabe dar.

Definiría a este libro, como balsámico, hay muchas frases determinantes, el autor sabe donde poner cada cosa, sabe dar información cuando debe. Es un libro que tiene misterio porque no sabes que le ha pasado a cada personaje, pero sabes que te lo va a contar en el momento preciso.

Amalia, la madre, es un personaje del que no puedo dejar de hablaros, es de lo más especial. A veces torpe porque la pobre no ve bien y lo va tirando todo, otras veces es certera porque se da cuenta de muchas más cosas de las que parece y de las que cualquiera se daría cuenta, unas veces evasiva y otras directa, nerviosa y divertida con sus comentarios y salidas. Un personaje entrañable y maravilloso, de esos que se guardan en el corazón.

"Una madre" es de esos libros que todos deberíamos leer, que remueve el corazón, que te hace llorar, reír... ¿Qué más se puede pedir?