Los pensamientos de Juanito "Harry Potter (4 primeras películas)"

02 agosto 2013





En primer lugar, aprovecho para agradecer a Nube el espacio que me ha ofrecido para escribir mis opiniones.
Esta sección se llamará igual que mi blog “Los pensamientos de Juanito”, y contará con un enfoque muy similar al que practico en mi espacio virtual para analizar los distintos fenómenos que lleguen a mis sentidos.
En principio predominarán reseñas cinematográficas, aunque no despreciaré cualquier otra experiencia que llame mi atención. Respecto a la literatura, no me prodigaré mucho en su abordaje, ya que Nube hace un trabajo excelente al respecto, y creemos que resulta más interesante que mi sección sea un pequeño complemento de lo que ya hay.



Tras esta breve presentación, paso a comentar la película que inaugura esta sección.

En este caso no se trata de una sola película, sino de las cuatro primeras entregas de Harry Potter.
No era la primera vez que veía Hogwarts con mis ojos, ya que de niño disfruté con la primera y la segunda película de esta saga. Sin embargo, tenía pendiente hacer un ciclo en el que de una vez por todas viera cada uno de los filmes de este popular mago.

Las cuatro películas en general me gustan mucho, especialmente por el clima que lo ambienta, que consigue envolver mi imaginación en una especie de hechizo del que no puedo escapar, y del que tampoco quisiera escapar, pues este mundo tiene un carisma especial que provoca que curso tras curso deseamos volver a estudiar a la escuela mágica, a pesar de que algún comentario impertinente de Malfoy nos hastíe más de la cuenta.

En cuanto a la historia en sí, me parece muy trabajada y con unos detalles muy estudiados. Sin embargo, a veces desearía que el ritmo con el que nos suministran información fuese algo más elevado, a fin de tener algo más claras las circunstancias que rodean a la misteriosa vida de Harry Potter. Aunque dejar la historia tan abierta seguramente permitió a su creadora recular en libros posteriores, lo que sin duda es una ventaja.

Los personajes me gustan bastante, sobre todo por el hecho de tener un punto de sospecha, en el que muy pocos parecen totalmente buenos, y muy pocos parecen absolutamente malos, y cuando creemos que alguno de ellos es rematadamente perverso, resulta que era una estratagema para descubrir a otro ser inquietantemente vil. Esos doble juegos me parecen muy bien construidos, y mejoran con el transcurso de la historia.

Sin embargo, las palabras que nacen de estos personajes no me terminan de convencer, en algunos casos por incurrir en tópicos demasiado frecuentes, como los comentarios irrelevantes de los Malfoy a Harry Potter y sus amigos Wesley. En otros momentos es la ausencia de diálogos lo que me inquieta; tal como dice mi hermana, parece como un sueño en el que los personajes están impedidos y no pueden correr ante la presencia de un perseguidor; en este caso más de una vez se quedan con alguna palabra en la boca, que si hubiera sido pronunciada hubiera solucionado la mitad del enigma de turno. Por otro lado, creo que a la película le falta alguna que otra frase que mitifica toda historia, como “un mago nunca llega tarde, llega exactamente cuando se lo propone” de Gandalf.

Hay una pregunta que en las 4 primeras películas aún no he podido resolver: ¿Dónde están los demás magos? Entiendo que Harry Potter, por ser quien es, se halle metido en casi todos los líos que surgen, al fin y al cabo “el que no debe ser nombrado” los origina para encontrarse con Harry y someterle al castigo pertinente. No obstante, me gustaría que magos tan poderosos como Dumbledore, entre otros, pudieran colaborar o incluso resolver por sí mismo algunas de las situaciones que se plantean. A estas alturas de la película, nuestro amigo Potter ya ha combatido contra poderes inimaginables, por lo que me cuesta mucho imaginar (quizás por resultar inimaginable) los enfrentamientos que nos traerán las próximas películas, pues Harry ya ha demostrado su superioridad en todos ellos, y que ahora no fuese capaz de resolver un asunto menor dejaría en evidencia un cálculo incorrecto de fuerzas.

Así pues, mi valoración parcial de estas cuatro primeras películas es positiva, destacando especialmente el clima mágico en el que se desenvuelven las aventuras, el desarrollo detallista de la historia y la emoción de los acertijos que hay que solucionar. Como puntos negativos, extraño la presencia de otros magos resolviendo problemas que les afectan directamente, en vez de dejarle a Harry Potter toda la responsabilidad, y limaría un poquito más algunos diálogos.

6 comentarios :

  1. Genial la inauguración de tu sección, me encantaría saber analizar así las películas que veo ^^

    Solo puedo decir que estoy de acuerdo con todo lo que señalas. Respecto a los libros recuerdo coger con ilusión cada uno de ellos en mi infancia y adolescencia, con las pelis tres cuartos de lo mismo, me ilusionaba verlas y trasladarme a ese mundo. Comentar que algunas de las canciones de la banda sonora me encantaron y de hecho son casi míticas.

    Siempre esperé mi carta a Hogwarts =)

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, el punto negativo sería más bien del libro... O mejor dicho, en el libro se explica mejor por qué casi siempre Harry Potter se enfrenta solo a los peligros. Pero muy buen análisis. Totalmente de acuerdo con lo que dices, sobre todo con los personajes. Me encantan estas películas, aunque las dos últimas se me hicieron un poquito largas. No ví la necesidad de hacer dos pelis de un solo libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Es cierto que en el libro se explica mejor por qué llega Harry a enfrentarse a los malos. Llevarlo al cine no tiene que ser fácil porque habría que ahondar en muchas más cosas.

    A mí lo que más me molesta de todas las películas (desde la tercera hasta la última mejor dicho) es el actor que da vida a Dumbledore. Creo que no lo hace nada bien porque no actúa como el Dumbledore del libro ni tampoco como el que le interpretó en las dos primeras pelis (murió después del segundo rodaje)

    Por lo demás prefiero no opinar porque no sería objetiva. Esta saga me encanta. Soy fan (puede que incluso un poco friki) y no le cambiaría ni una coma al libro, jajaja. Las películas también me gustan mucho :-)

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Nube: Te puedo dar clases de análisis cinematográfico, jeje. Pero a cambio debes continuar enseñándome qué significan algunas palabras ;)

    Respecto a la carta de Hogwarts, lo cierto es que te llegó, pero me dió mucha envidia así que fui yo suplantando tu identidad. ¡Esto de la doble vida es muy difícil!


    Margari: Respecto a los personajes, ahora que he acabado de ver las películas que me faltaban, me parece que incluso mejoran más en las siguientes películas. Reservaré mis apreciaciones para la próxima reseña, pero en general me parece que la obra entera va mejorando con cada película, salvo algún detallito como esas dos películas para el último libro que quizá esté algo pillado por los dedos.

    Narayani: Es verdad, el cine es mucho más visual, con ritmos más elevados, sin apenas pausa. Lo que nos mantiene mucho en vilo, pero a veces se olvidan de explicarnos algunas cosas que hubiera querido conocer.
    Con Dumbledore me pasa lo contrario, me gusta más el nuevo, pero curiosamente los que habéis leido la novela soléis opinar que el primero era mejor, por lo que pienso que seguramente se ajustaba mejor al personaje del libro.
    La verdad es que las aventuras de Potter son muy emocionantes, y atrapa mucho, dejándonos con ganas de más y más.

    ResponderEliminar
  5. ¿Sabes mi sensación con estas películas? A medida que avanzan se van oscureciendo. La primera es pura luz, la he visto, sin exagerar ni un pelito, unas setenta veces, porque le pilló a mi hijo en esa edad en la que pones una película, se acaba y la vuelves a poner... y así durante meses!!! Me sé todos los diálogos y eso que hace mucho que no la he vuelto a ver.

    Cuando sigas viéndolas, verás que hay alguna que es un resumen mal hecho del libro, menos mal que la última entrega la partieron en dos, porque era imposible contarlo de manera comprensible resumiendo tanto.

    ¡Buen comienzo, Juan!

    ResponderEliminar
  6. Sí, es cierto, estas películas se oscurecen poco a poco, cambiando esa primera sensación de maravilloso mundo por un entorno más cruel, en el que las pequeñas travesuras pasan a ser batallas en las que se juega el destino del mundo.

    Por fin terminé de verlas todas hace unos días, mañana espero hacer una reseña sobre las últimas.

    Gracias.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! Este blog se alimenta gracias a vuestra participación.
Por favor no hagas SPAM (no enlaces en los comentarios), si quieres que visite tu blog envíame un e-mail.